martes, 3 de agosto de 2010

Desdramatizar la vida


La vida es como un gran camino, que recorremos entre nuestro nacimiento y nuestra muerte.
Este camino lo vamos creando en cada paso, en cada acción, en cada percepción de lo que nos ocurre etc.
Somos los actores, pero también los directores, de esta gran obra, que llamamos vida.
Podemos verla como una gran comedia, como una obra liviana, un vodevil lleno de enredos con final feliz. En la mayoría de los casos, nuestra vida, es sentida y experimentada como un gran drama.
Vivir nos cuesta esfuerzo, dolor, y interiormente la sentimos como con falta de sentido.
Dice la física cuántica, que en el mundo microscopio, el observador cambia la realidad. Si unimos este aforismo, con lo que decía la tradición hermética "como es arriba es abajo", podemos intuir que como artífices de nuestra obra, podemos cambiar, hacer un giro radical, para que nuestro interior cambie, pero aún mas, se crea la magia y nuestro alrededor se siente profundamente modificado.
Desdramatizar, es entrar en la levedad, y esta no es lo mismo que la superficialidad.
Entrar en la mirada inocente de la sorpresa continua, que no es lo mismo que entrar en un mundo de fantasía sin raíces.
Es no decir que algo es así, sino conectar con las posibilidades infinitas del momento presente.
Quizas pensemos, como no puedo dramatizar la vida, si me he quedado sin trabajo, tengo una enfermedad terminal, o en la vida estoy solo y nadie me quiere.
Pero quedarme sin trabajo, da la posibilidad de poder hacer aquello que siempre he tenido la ilusión de hacer.
Tener una enfermedad, no es ser un enfermo. El cuerpo puede manifestar malestar, pero es mi mente, la que juzga y retiene la sensación negativa sobre la misma.
Estar solo, es la oportunidad de conocerme, si me conozco me vuelvo atractivo, y si es así no tardaré en compartir mi soledad.
Piensa que una simple sonrisa, es el primer paso para liberar, lo interno y lo externo.
Inclusive esta espiritualidad vivida desde lo trascendente sin estar en trascendencia, desde lo serio, desde que eso es lo importante, no hace mas que matar la espiritualidad.
Sin humor no hay espiritualidad verdadera.

1 comentario:

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos: “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224 y “Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584